Hospitalidad y confort

Queríamos ofrecer a nuestros clientes un punto diferencial en cuanto a hospitalidad y confort y no se nos ocurrió nada mejor que traernos un Bristol Lodekka original de 1968 que hace 50 años recorría las bulliciosas calles de Londres.

Hoy se erige como punto de referencia desde el que se distribuyen las diferentes actividades que componen nuestra experiencia.

Entrar en el Royal Bus es viajar atrás en el tiempo, pero sólo por unos instantes. Lo hemos reformado íntegramente para ofrecer un espacio lleno de elegancia y distinción.

La parte inferior es la zona de operaciones, desde donde se gestiona la recepción e inscripciones de los participantes. Los cascos colocados en línea sobre el mostrador de madera, esperan impacientes a ser entregados a aquellos que van a experimentar la adrenalina en estado puro.

Un espacio lleno de posibilidades

El “upper deck” es una zona sencillamente espectacular y llena de posibilidades. Gracias a un ingenioso sistema neumático, el techo se eleva casi medio metro y los laterales se levantan a modo de alas, creando una gran sensación de espacio. Es el lugar idóneo para disfrutar de las mejores vistas mientras degustamos un buen tentempié.

La zona de confort continúa en el exterior del Royal Bus con una cuidada terraza chill out climatizada. Un lugar donde la distinción, el confort y el buen ambiente, conviven a partes iguales.

SUBIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies